COMO SERVIR VINO CORRECTAMENTE

La copa nunca debe llenarse hasta el borde. Siempre se deben llenar menos de los dos tercios de la copa, para hacer posible el movimiento rotatorio que debe imprimirse al vino en la cata y para que los aromas queden encerrados en la copa.
Una vez que el anfitrión o el entendido han probado y aprobado la primera copa, escanciada por el sommelier, se sirve primero a las damas y, finalmente, al dueño de la casa.
Otra norma que se debe tener presente al servir el vino es que la copa nunca debe permanecer vacía, por lo que, si no se dispone de una persona especialmente dedicada a este menester, la botella, tanto en el restaurante como en casa, debe estar en todo momento al alcance de los comensales, sobre la mesa, si es un tinto, y en una cubeta con hielo, si se trata de un Blanco o de un espumoso

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies