EL VINO COMO ALIMENTO

traditional-food-wine-17670187Hasta la ley del vino del año 2003, no se ha considerado oficialmente al vino como un alimento.

El vino es un alimento natural, porque en su composición sólo intervienen las uvas como ingredientes y multitud de microorganismos, que van a transformar unos componentes en otros, a través de la fermentación.

El resultado es un producto muy complejo, al que algunos han llegad a considerar un alimento funcional porque  no sólo aporta nutrientes ya que también tiene componentes a los que se les ha demostrado un efecto beneficioso para la salud, al prevenir, disminuir o retrasar determinados procesos patológicos.

Tiene el vinos unos importantes efectos que afectan muy directamente a la alimentación, porque actúa como estimulante de la segregación de los jugos gástricos y tiene la facultad de aumentar el peristaltismo y en consecuencia de facilitar la digestión. Es cierto que no es un alimento esencial. SE puede vivir perfectamente sin beber vino, pero en la realidad es que ningún alimento es imprescindible. Ha sido siempre un alimento muy respetado, muy preciado y quizá por eso, hay cantidad de alabanzas de sentencias que aluden a sus ventajas, aunque casi siempre con la importantísima apostilla de que debe consumirse moderadamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies