LAS PRACTICAS MAS POPULARES CONTRA LAS ENFERMEDADES DE MADERA DE LA VID EN EUROPA

Resultado de las observaciones en campo en el marco del proyecto Winetwork

Este documento es el resultado de entrevistas hechas en campo por encuestadores, con el objetivo principal de destacar las diversas técnicas utilizadas en el campo. Hasta la fecha, no se ha realizado ninguna evaluación, ni validación ni comprobación de la eficacia de estas prácticas. Como no se ha realizado evaluación ninguna, el éxito de estas prácticas en diferentes condiciones medioambientales no está garantizado.

El proyecto Winetwork encargó a 10 encuestadores recopilar la información de las prácticas realizadas en campo que supusieran una innovación.

Se realizaron 219 entrevistas a viticultores, técnicos, asesores y cooperativas. Las preguntas realizadas fueron:

¿Qué conocimiento tiene el viticultor de las enfermedades de madera de la vid?

¿Qué están haciendo para controlar o limitar las enfermedades de madera de vid?

Las prácticas mostradas en este documento no son exhaustivas ni son representativas de toda la población de viticultores. Es el resultado de las prácticas hechas en campo por una muestra de viticultores (de 20 a 30 personas según la región). Estas personas fueron previamente seleccionadas por su nivel de conocimientos y por su dinamismo para realizar métodos en el campo que reduzcan la incidencia de las enfermedades de madera de la vid. Se presentan aquí las practicas más populares y las más atípicas que no tienen validación científica ni base científica.

¿De qué enfermedades estamos hablando?

Hemos enfocado el conocimiento acumulado en tres enfermedades Yesca, Eutipiosis y decaimiento por botryosphaeria. Estas enfermedades provocan a corto o largo plazo la muerte de las plantas de vid. Como no existe solución desde la prohibición del arsenito sódico, los viticultores están probando métodos en campo para limitar su incidencia.

¿Cuáles son las prácticas más populares utilizadas por los viticultores europeos para limitar las enfermedades de madera de la vid?

  • Reemplazar plantas de vid muertas.
  • Saneamiento de vides enfermas.  Medidas profilácticas.
  • Protección de las heridas de poda.  Prácticas atípicas.

1.- Reemplazar plantas de vid muertas.

Arrancar la vid muerta y plantar una nueva 

La primera práctica utilizada por los viticultores es reemplazar las plantas muertas. Emplean varias técnicas para realizar la nueva plantación.

Problemas encontrados: la nueva plantación no siempre tiene éxito, encontrando la nueva planta dificultades para su crecimiento.

Existen pruebas científicas de que los resíduos de poda y las plantas muertas son fuente de inóculo de patógenos de las enfermedades de madera de la vid. Otras prácticas: Realización de “acodos” para generar una nueva planta.

Acodo para generar una nueva planta

2.- Saneamiento de las vides enfermas.

  • Renovación del tronco

La renovación del tronco se puede hacer cuando la planta está muriendo o tan pronto como los síntomas aparezcan o para prevenir. El tronco hay que cortarlo por debajo de la necrosis (parte seca, afectada por la enfermedad). El éxito de este método depende de la variedad, de la enfermedad y de la región. Para la Eutipiosis la renovación del tronco tiene buenos resultados.

  • Sobre – injerto

Si el portainjerto está sano, el nuevo injerto prenderá (agarrará), si no está sano el portainjerto no prenderá. Hay que marcar las vides enfermas durante la poda, entonces en la época de injerto, cunado la planta esté lista para el injerto, se corta el tronco enfermo y se inserta una púa sana en el patrón sano. Lo mejor es hacerlos en cuanto aparezcan los primeros síntomas.

Problemas encontrados: es necesario emplear mucho tiempo en: marcar las vides enfermas, preparar la vid para el injerto, cortar el tronco, preparar las púas, injertar las púas.

  • Limpieza del tronco

La limpieza del tronco consiste en cavar en el tronco para retirar las partes enfermas de las plantas de vid. A menudo se localizan cerca de zonas de madera muerta y debajo de las grandes heridas de poda. Primero, se abre el tronco donde se ha detectado madera muerta. Una vez que se detectan las parte enfermas (podredumbre blanca), los tejidos enfermos deben ser retirados usando una sierra o una motosierra, teniendo cuidado de no cortar el flujo de la savia.

La limpieza del tronco se puede realizar tan pronto como aparezcan los primeros síntomas cunado las hojas estén secándose entre junio y septiembre. Si se realiza en el mes de junio permite salvar la cosecha de ese año.

3.- Medidas profilácticas.

Las medidas profilácticas limitarán la contaminación en el viñedo por los patógenos de las enfermedades de madera de la vid (Eutypa lata, Phaeomoniella chlamydospora, Phaeocremonium minimum,

Botryosphaeriaceae…), es una combinación de varias medidas.

  • Reducción del inóculo

La medida de sacar las plantas de vid muertas, es utilizada en todo el mundo y cortar brotes con síntomas es una medida marginal (poco empleada).

Todos los viticultores entrevistados están sacando las plantas de vid muertas de la parcela de vid. A veces tardando un tiempo más o menos largo en realizar esta práctica.

Una práctica menos empleada es cortar los brotes con síntomas tan pronto como esos síntomas son visibles.

Existen pruebas científicas de que la madera muerta es fuente de inóculo. Estas acciones permiten reducir el riesgo de contaminación. No usar una vid muerta como estaca.

  • Periodo de poda

Dos periodos de poda: poda temprana o poda tardía. Los viticultores eligen el periodo de poda según el riesgo de contaminación por patógenos y según la variedad. Es difícil llevarlo a cabo debido a las carencias de mano de obra cuando todo el mundo está podando. Además, el periodo de poda está limitado por las condiciones climáticas. No es fácil podar siempre en buenas condiciones. También se ha observado que algunos viticultores están podando de forma separada las vides enfermas de las sanas.

Es mejor podar con tiempo seco, debido a la diferente susceptibilidad de la poda a las infecciones de las enfermedades de madera de la vid según el clima.

  • Alternativa a la poda guyot

Este tipo de poda respeta el flujo de la savia y consiste en podar de tal forma que todas las heridas de poda se localizan en la parte superior del brote permitiendo el flujo continuo de savia. Esta práctica se usa principalmente en Francia, Italia, Alemania, Croacia y Hungría.

Hasta la fecha no hay información científica contrastada sobre este tipo de poda y su efecto sobre las enfermedades de madera de poda de la vid. Se están realizando investigaciones sobre este método.

4.- Prácticas de protección de las heridas de poda.

  • Pintado de las heridas de poda

Una práctica popular pero cada vez menos utilizada por los viticultores debido al tiempo empleado y a los resultados inciertos de las masillas protectoras empleadas. Estas masillas forman una barrera física para evitar que los patógenos entren por las heridas de poda. Esta práctica se sigue utilizando para proteger el tronco después de la renovación del tronco.

  • Protección biológica con pulverización de agentes de biocontrol (principalmente Trichoderma spp.)

Las especies de Trichoderma colonizan las heridas de poda y evitan la entrada de patógenos de enfermedades de madera de poda. Es necesario realizar la aplicación todos los años para proteger las heridas de poda.

La aplicación se debe hacer rápidamente después de la poda, pulverizando la zona de las heridas de poda.

El efecto del agente de biocontrol depende de las condiciones climáticas y la eficacia es variable dependiendo de la cepa de Trichoderma utilizada. Los viticultores no tienen muy clara la eficacia de Trichoderma. Cuanto antes se realice la aplicación, mejor.

La variabilidad de los resultados en los tratamientos con agente de biocontrol puede ser debida a factores ambientales, pero también a las interacciones de la planta con el agente de biocontrol.

5.- Prácticas atípicas.

  • Inyección de agua oxigenada

Los viticultores usan varios métodos:

  • En cuanto aparece el primer síntoma en hoja
  • Después de la poda

Taladrar uno o más agujeros en el tronco con una inclinación de 35-40º e inyectar unos 3-4 ml. de agua oxigenada.

Surgen muchas preguntas sobre esta técnica. ¿Cuántos agujeros hay que realizar? ¿Dónde hay que perforar? ¿Qué cantidad de agua oxigenada hay que inyectar?

Las inyecciones de agua oxigenada parecen prometedoras para los viticultores que emplean esta técnica y según ellos en las plantas tratadas dejan de aparecer los síntomas de las enfermedades de madera de la vid.

Hasta la fecha no hay ninguna información científica sobre esta técnica.

  • Introducción de pequeños trozos de madera inoculados con Trichoderma en el tronco

Práctica utilizada en Galicia (España) en plantas de vid con síntomas de Yesca y Eutipiosis.

La práctica consiste en introducir pequeños trozos de madera inoculados con Trichoderma en unos agujeros realizados con un taladro en el tronco y en los brazos de la planta de vid. Ha dado buenos resultados en el campo.

Pruebas realizadas anteriormente no tuvieron éxito, todavía es necesaria más información científica y más experimentación.

  • Remojar las plantas en una solución fungicida

Inmersión del tronco y del injerto de las plantas en una solución fungicida durante 50 minutos antes de la plantación. Los viticultores que han aplicado esta técnica han obtenido buenos resultados para el control de los patógenos de las enfermedades de madera de la vid. Las fotos de esta técnica corresponden a una prueba realizada por un viticultor de la región del Douro (Portugal).

Se está realizando un ensayo científico sobre esta técnica, y pronto se obtendrán los resultados.

Traducción del inglés: The most popular practices in Europe against GTDs (WINETWORK)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies